Estimado director;

 

Lo he pensado mucho para escribirte y estoy segura de que mi testimonio te dará otra perspectiva con respecto de la capacitación dentro de tu empresa.

Pensar en capacitación es una decisión compleja ya que no tendrás la certeza instantánea de los beneficios de llevar la capacitación a tu empresa y además puedes pensar que es un gasto innecesario en vez de ser una inversión que beneficiará a la empresa y sus colaboradores.

La capacitación es un proceso continuo pues estamos en constante cambio desde la tecnología y los conocimientos, aún que se contraten los mejores profesionistas para la empresa el cambio hace necesario el proceso continuo de la capacitación. Invertir en capacitación para la empresa es una de las inversiones más rentables ya que con una planificación adecuada los beneficios son extraordinarios, algunos de estos beneficios van desde el aumento de la productividad, resolver problemas de actividades diarias, ayuda a reducir costos, transforma un colaborador en líder dentro de la empresa, hasta ayudar a lograr metas individuales de los colaboradores.

En fin, te puedo hablar de más beneficios de la capacitación algunos de ellos específicos por áreas, otros beneficios son por equipos de trabajo y hasta llegar con los beneficios generales de la empresa. Pero deja te hablo de los beneficios individuales, que van desde mejorar el desempeño de tus colaboradores, desarrollar en ellos habilidades de liderazgo, comunicación, trabajo en equipo entre otras, recordar metas personales de estos colaboradores, plantearse metas que tenían olvidadas e impulsarse a sí mismo para lograrlo.

El cambio en tus colaboradores va más allá de lo profesional, la capacitación mueve el mundo de las personas y provoca cambios que mejoran sus vidas.

Pero ¿Cómo funciona esto? ¿Qué hace la capacitación en tus colaboradores? ¿Cómo los afecta o los beneficia?

Aquí mi testimonio…

A los diecisiete años trabajando en una empresa de interconexiones el director eligió invertir en el recurso humano lo que implicaba para mí, era asistir dentro de mis horarios de trabajo a un curso-taller un par de meses en el que se involucraba a todo el personal ¡Es correcto! (lo digo ya que en lo primero que se piensa es en parar la producción y la pérdida que esto implica) Así que repito, Todo el personal.

Esta capacitación estaba llena de ejercicios, juegos, hablar de la misión, visión, objetivos y como yo formaba parte de un todo, también se tocaron temas de integración, de la planificación, de administración de tiempo, de comunicación, liderazgo y demás temas. Antes de la capacitación el trato de las personas esta algo así como los de las oficinas y nosotros, posteriormente a la capacitación se había convertido en un solo equipo, el cambio fue lento pero gradual, esos días habían conseguido un sinfín de objetivos que buscaba la empresa. Noté como las personas habían cambiado, que su actitud dentro del trabajo era mejor y más consistente y sobre todo poco a poco se empezaron a sentir parte de la empresa y lo mejor cuidar los insumos de la empresa como suyos, a desperdiciar menos, a ser muy puntuales, a no faltar, a ser más productivos, a ser respetuosos, y así muchos cambios positivos. No puedo olvidar que hubo varios compañeros que no soportaron estos cambios y dejaron la empresa, pero realmente fueron pocos.

Para mí, cambiaron mi perspectiva de vida, me enfoqué en mi desarrollo dentro de la empresa, hubo mas compañeras que se involucraron en esto y nos convertimos en un grupo de líderes que movíamos a nuestros compañeros desde pequeñas células de trabajo, hoy comprendo que aprendí a ser líder y esto mejoro mis ingresos.

Esa fue una de mis primeras experiencias en una empresa que confió que la capacitación haría la diferencia, en los años que la empresa tuvo la capacitación constante hubo muchas mejoras en la empresa y también en mi como persona, en ese entonces con veintitantos años el ciclo de la empresa terminó. Mi búsqueda me llevo a otra gran empresa que tenia un proceso de capacitación muy bien desarrollado en el que invirtieron para las personas de nuevo ingreso (Casi tres meses donde me hablaron de los orígenes de la empresa, de su porque, de sus valores, de sus objetivos, de lo que representaba la marca, de sus colores, de lo que significaba la atención al cliente, interno y externo de mis responsabilidades al ser parte de ella, y más), fue la mejor experiencia que he tenido en cuestión de capacitación e introducción a una empresa, hoy lo que puedo decir es que la capacitación me hizo replantearme mis objetivos personales y guardo un profundo respeto por esa empresa.

Posteriormente inicié mis estudios en la universidad y los concluí con éxito, también trabajé en mi profesión y un par de años después invertí en un proyecto que hoy es una consultoría de capacitación para empresas y coaching de negocios, lo que ha resultado de gran satisfacción personal y de negocio, esto me ha dejado mucho aprendizaje, así como experiencias positivas en las que he disfrutado los resultados, como negativas en las que de verdad no me explico la renuencia de los directores al regaterar por la capacitación o dudar de los beneficios para su empresa al contratarla.

A veces cuando me contactan para hablar de capacitación o me solicitan algún curso y el proceso no se concreta y además me preguntaron cosas del tipo ¿Tienes algo más rápido? ¿Tienes algo más barato? ¿Tienes algo más básico pues es para los operadores? Pienso un par de cosas:

La primera es; ¡No es comida rápida! Así como para que con un curso se arreglare cualquier problema con cuatro o seis horas de capacitación.

La segunda; ¡Esto no es un mercado! Así como lo escuchas, entiendo esto de comparar varias opciones, pero llegan un punto en el que buscan lo más barato, lo más rápido y no precisamente esto es lo mejor para la empresa.

La tercera; ¡Todos somos seres humanos! Entiendo que hay niveles para la capacitación, pero al final del día hay colaboradores sin títulos profesionales con niveles técnicos de excelencia, pero sin habilidades sociales que harían la diferencia en el desempeño de sus actividades.

Hoy en día lo que concluyo con esto es que la capacitación en una herramienta poderosa que te va a facilitar las tareas que involucren personas, con ella puedes lograr cambios sustentados a largo plazo.

Hoy en día Capacitaciones para empresas es una extensión de Grow Purple Business Coaching especializada en diseño, elaboración e implementaciones de planes de capacitación.

Colaboran con nosotros especialistas certificados y con toda la experiencia en su área, nuestra capacitación se enfoca en tres áreas del ser humano lo que da como resultado cambios sostenibles a largo plazo.

att. Una  Ex Operadora Agradecida 

¡Quiero que me contácten!